claudia icaza

Llevo enseñado yoga desde el 2009. Mi amor por el yoga comenzó en un gimnasio, entré solo de curiosidad ya que en esa época me dedicaba a varios deportes: jugaba voleibol, también me gustaba la bicicleta, y en el gimnasio realizaba spinning y rutina de pesas. Pero el yoga hizo que completará algo que sentía que me faltaba, que era lo espiritual y la meditación.

Seguía con el deporte y el yoga hasta que conocí a José Paz. Él me animó a tener mi primera certificación en Anusara módulo uno. Con esta certificación empecé a dar clases a mis vecinos y luego realicé el training en Ashtanga Vinyasa en Cuzco con Chaitanya. También practicaba todos los días como alumna en limaYoga.

Luego, empecé a dictar clases en limaYoga hasta que surgió la oportunidad de ir a Chile para enseñar yoga. Estuve allí 3 años y regresé en febrero de 2016. Estoy feliz de regresar a mi bello país. limaYoga me dio la oportunidad de tener la certificación de Power yoga con Fred Busch y aquí me encuentro enseñado nuevamente en Lima yoga dedicándome a dar mi corazón en cada clase.