pati claret

Conocí el yoga por un problema en ambas rodillas hace más de 20 años y me indicaron que necesitaba cirugía; gracias al yoga esto no ha sucedido. Como sé que todo sigue un orden cósmico y un plan divino, este diagnóstico me permitió conocer el yoga. A lo largo de mi vida, como muchos de nosotros, he conocido, estudiado y practicado distintos tipos de yoga, y finalmente me sentí más identificada con el método Iyengar. Mi experiencia en la práctica de este método ha sido generosa en todos los aspectos, no sólo como practicante sino también como instructora ya que al utilizar implementos (sillas, cojines, etc.) que ayudan a alinear el cuerpo sin crear estrés alguno en la parte física ni en la parte sutil del practicante, permiten que la mente se concentre en la respiración y cree un estado de meditación e interiorización. Durante este largo tiempo de practica en el yoga he asistido a seminarios en la India, Paris, Roma, Canadá, Costa Rica, Brasil, Chile y Argentina con maestros como Faeq Biria, Sri Arun.