Como creo que todo sigue un orden cósmico y un plan divino, conocí el yoga hace más de 30 años gracias a una lesión en ambas rodillas. Me diagnosticaron meniscos internos rotos y me indicaron que necesitaba una cirugía …. situación que a la fecha no ha sucedido. Desde aquel maravilloso evento practico yoga regularmente. Primero empecé practicando Hatha yoga y hace 15 años conocí el estilo Iyengar y quede enamorada del uso de elementos (ladrillos, cojines, correas, sillas y kuruntas) que facilitan al practicante para conseguir un mejor entendimiento de la postura permitiendo alinear el cuerpo físico sin crear estrés en el cuerpo sutil y llevando la mente a través de la respiración a un estado de meditación consciente e interiorización.  Regularmente llevo seminarios para actualizar mi enseñanza en el extranjero con maestros como Corine y Faeq Biria, Jordi Marti, H.S. Arun, Eyal Sefronj y Marina Chaselon. En  noviembre del 2017 recibí la certificación por el maestro Faeq Biria y avalada por el Ramamani Memorial Iyengar Yoga Institute de Pune, India